Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2016.

Lord Cochrane, ¿héroe o infiltrado?

20161203151013-160503082214-sp-lord-cochrane-documentary-retrato-640x360-interiordia-nocredit.jpg

 

El sitio “Memoria Chilena” (http://www.memoriachilena.cl/602/w3...) hace una breve reseña de la vida de Lord Thomas Alexander Cochrane (1775-1860). Ingresa a la Marina Real en su adolescencia, sirviendo en el Mediterráneo contra franceses y españoles. Fue ascendido a capitán en 1800 y en 1806 abandona el servicio para integrarse a la política y es elegido como representante a la Cámara de los Comunes. En 1817 es contactado en Londres por un representante de San Martín: viaja a Chile para organizar la Escuadra Nacional y apoyar en el mar la guerra contra España. Al tener problemas con San Martín, en 1823 se marcha a servir en la marina brasileña contra Portugal y termina sirviendo en Grecia contra los turcos.

La reseña finaliza con este párrafo: “En 1830, como premio a sus servicios en el extranjero, Lord Cochrane fue reintegrado a la Real Marina Británica por una expresa petición del rey Guillermo IV” (énfasis mío).

Surge la pregunta de si luchar por las nacientes repúblicas sudamericanas fue un acto fruto de un espíritu libertario o lo hizo como un fiel súbdito inglés en pro de los intereses de su propio país. Tal vez el breve comentario de la investigadora Mary Pratt acerca del texto de W.B. Stevenson, An historical and descriptive narrative of 20 years residence in South America (1825), ilumine el punto. Señala Pratt que el citado autor “dedicó su relato de viajes al mercenario inglés lord Cochrane, ‘por los importantes servicios prestados a la Emancipación Sudamericana y a los intereses comerciales de Gran Bretaña’ ” (énfasis míos).

¿Un inglés del siglo XIX que desinteresadamente apoye a “razas” latinas?... Parece que, por lo menos, se debería reconsiderar la historia oficial que nos pinta como héroe patrio a lo que parece ser en realidad un agente extranjero o a un infiltrado.

NOTA:
La cita de Pratt es de Ojos imperiales. Literatura de viajes y transculturación. FCE, Bs. Aires, 2011, p. 274.

 

03/12/2016 09:10 andrés monares #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Cobre: una traición desde 1990

20161216200149-chuqui.jpg

“...las diferencias entre las mineras de antes y las de ahora, son aún más significativas. Chuquicamata, más que un simple campamento minero era más bien una ciudad con todas las comodidades, que contaba con un gran hospital, con escuelas, teatros, cines, generación eléctrica propia en Tocopilla, todo construido por la propia compañía minera, y además, en los 50 años que llevaba de explotación del mineral había construido carreteras, líneas férreas, etc.

Las otras mineras norteamericanas habían hecho algo parecido en El Teniente con el gran campamento de Sewell, en Potrerillos y El Salvador, campamentos que más parecían verdaderas ciudades, con hospitales, escuelas, teatros, etc. y evidentemente ferrocarriles, carreteras y fundiciones y refinerías.

Es necesario recordar y resaltar todo lo que hicieron las empresas extranjeras de la gran minería, que existían antes de la nacionalización, para hacer una comparación con las mineras extranjeras que volvieron a ingresar a Chile a partir de 1990. La diferencia es colosal. Las actuales mineras: ¿Cuántas fundiciones o refinerías han construido? Ninguna. ¿Cuántas plantas de generación eléctrica? Ninguna. ¿Cuántos hospitales? Ninguno. ¿Cuántas líneas férreas? Ninguna.
Pero fuera de estas diferencias existen otras más importantes, que se relacionan con los tributos u aportes de estas mineras al Fisco.

Produciendo solamente alrededor de 500 mil toneladas de cobre por año, las mineras norteamericanas tributaron durante los años sesenta del siglo pasado, en promedio 100 millones de dólares por año, lo que representaba cerca del 15% del presupuesto nacional. Hoy, las mineras extranjeras producen por año 4 millones de toneladas de cobre, pero no tributaron absolutamente nada hasta el año 2004, a pesar que hasta ese año se habían llevado cerca de 30 millones de toneladas de cobre, sin contar el oro, la plata, el molibdeno, el renio, etc.

¿Por qué las mineras extranjeras nada tributaron hasta el año 2004? La razón se encuentra en el hecho que siempre declararon pérdidas. ¿Por qué declaraban pérdidas? Por dos razones principales, porque hay leyes que lo permiten, y porque hay un Servicio de Aduanas que no fiscaliza, como sí se hacía hace 50 años, cuando el Estado se preocupaba de fiscalizar, y había funcionarios de aduanas que tenían sentido de país y se atrevían a hacerlo y en ello radica el interés de este libro de Rolando Castillo”.

Julián Alcayaga, “Prólogo” de El cobre. Anatomía del mayor fraude minero de Chile de Rolando Castillo (2015)
16/12/2016 14:01 andrés monares #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La transición/traición eterna

20161227222218-concertacion-20.jpg

El abogado de la Familia Corleone, el hombre tras el trono, Edgardo Boeninger, se había sincerado ya en 1997 en su libro Democracia en Chile. Lecciones para la gobernabilidad:

“De modo indirecto el éxito económico [¡sic!] postrero del régimen militar influyó significativamente en las propuestas de la Concertación, generando de hecho una convergencia que políticamente el conglomerado opositor no estaba en condiciones de reconocer... la incorporación de concepciones económicas más liberales a las propuestas de la Concertación se vio facilitada por la naturaleza del proceso político en dicho período, de carácter notoriamente cupular, limitado a núcleos pequeños de dirigentes que actuaban con considerable libertad en un entorno de fuerte respaldo de adherentes y simpatizantes”

Hace muy poco, en diciembre de 2016, Eugenio Tironi, uno de los intelectuales de la Concertación, en una nota del sitio El Mostrador nos comunicaba una verdad del porte de una catedral. La cual no obstante ha permanecido silenciada o ha sido obviada por décadas:

"¡La transición no abolió el modelo neoliberal, ¡en buena hora! (...) la transición nunca se planteó abolirlo ni hacerlo desaparecer bajo una retroexcavadora. Al contrario: se defendió la noción de la continuidad por sobre la ruptura..."

Boeninger y Tironi, con casi veinte años de diferencia, nos informan lo que cualquier observador de nuestro país, no necesariamente agudo, sabía desde hace años. Lo que cualquiera que tenga sólo un poco de conocimiento, sólo un poquito de conocimiento de economía y política tenía por evidente.

Sin embargo, desde 1990 señalar lo obvio ha sido denostado por "extremista"... Y ya estamos mal cuando se usa un adjetivo como argumento. La ignorancia y los intereses han sido poderosos “argumentos” hasta hoy.

Entonces, ¡si los hechos no bastaron!, estas declaraciones deberían tener su efecto. Ya está bueno amigos de la Concertación... quién deba hacerlo que acepte su neoliberalismo de una vez.

Para terminar, Bernard Mandeville, moralista holandés del s. XVIII, nos ayuda a graficar este timo concertacionista que por años usufructuó del quisimos pero no pudimos:

“...los prudentes magistrados conservan su buen nombre entre los mentecatos que imaginan que el gobierno, aunque no pueda conseguirlo, se afana siempre por suprimir lo que en realidad tolera”.

23/12/2016 12:14 andrés monares #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Caché que soy lo peor

20161226194908-religion-fundamentalismo.jpeg

Como carne y otros productos derivados de animales, por más que busqué entre mis antepasados no soy de ascendencia mapuche, no tengo cuerpa (sí, con “a”) porque no tengo ovarios, no creo en ningún dios, mis padres no eran obreros y no crecí en una población, respeto cosas que la ciencia no ha probado y hasta creo en algunas de ellas, respaldo los impuestos y otras acciones del Estado... ¡Mucha maldad y errores juntos!

¿Cuál es el punto? Cuídate de los “microfascismos”... Por ahí anda gente que lee poco, comprende de manera extremadamente básica las cosas, hace pésimas inducciones y se juntan sólo con otros que opinan como ellos. Son personas que encauzan su rigidez mental en buenas causas y las echan a perder al darles un giro fundamentalista, falto de empatía y no pocas veces hasta odioso.

Pero, lo peor de estos pequeños inquisidores, es que hacen que no pocos identifiquen buenas causas con fanatismo.

26/12/2016 13:49 andrés monares #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris