Facebook Twitter Google +1     Admin

Corruptocracia: se rebalsó la fosa séptica

20160725220256-ccojotjwgaeqtf4-600x445.jpg

Si el 2008 hablabas de "corruptocracia" eras un exagerado e incluso un ultra. A pesar de que desde esa época es evidente que las leyes en Chile no solo no protegen a la ciudadanía, sino que derechamente la vienen perjudicando:

"...el político inglés y santo católico Tomás Moro (1478-1535) había advertido —¿o profetizado?— acerca de ese 'conglomerado de gentes ricas que a la sombra y en nombre de la República, sólo se ocupan de su propio bienestar'. Por su poder e influencias, ellos 'consiguen que sus maquinaciones se manden observar en nombre de todos y, por tanto, en el de los pobres también, ya las ven convertidas en leyes'. A la fecha se puede encontrar una connivencia similar entre el Estado y el gran empresariado y los ricos en general: estos siguen exigiendo medidas legales a su favor, alegando lo hacen por el bien de toda la nación. Lo lamentable es que los políticos se las siguen concediendo. Y, por si fuera poco, legitiman sus acciones en tal sentido, al señalar sus evidentes beneficios para toda la ciudadanía sin excepción. De ahí que la tecnocracia se vaya convirtiendo en una corruptocracia, la cual no pocas veces parece redactar leyes a pedido. Pues, ¿cómo entender que un gobierno perjudique a la mayoría de sus ciudadanos y hasta a las generaciones futuras en favor de una minoría?" (Oikonomía. Economía Moderna. Economías. Ed. Ayun, 2008, pp.: 203-204).

Hoy lo evidente salió a la luz... se rebalsó la fosa séptica.

Ya para nadie debería haber duda de que tras el eufemismo jurídico de "financiamiento irregular de la política", lo que hay en verdad es compra de políticos y partidos para que legislen a pedido de esos privados transformados en sus "patrones". Porque para haber un corrupto del aparato público, ha de haber un corruptor del mundo privado.

25/07/2016 16:02 andrés monares #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris