Facebook Twitter Google +1     Admin

Tras la piñerada... nadie dijo nada, nadie dijo nada

20170123204322-maxresdefault.jpg

Por Ismael Llona M.

En EE.UU. se critica que Donald Trump quiera llevar a su yerno a trabajar en la Casa Blanca. En Chile, Piñera llevó, no a su yerno sino a su hija, a trabajar con él por cuatro años en La Moneda y nadie dijo nada.

En todas partes se critica el nepotismo, y se prohíbe.

Piñera tuvo, además, de Ministro del Interior, su jefe de gabinete y subrogante, como Vicepresidente de la República, a un primo hermano, no electo por cierto, y nadie dijo nada.

En el caso Caval uno de los principales inculpados es un sobrino del Presidente, de apellido Chadwick, síndico en Machalí, y nadie ha dicho nada. Sobrino también del ex Vicepresidente.

Actualmente el Sr. Piñera está acusado en tribunales argentinos de coimero y nadie dice nada.

El Sr. Piñera estableció como domicilio para hacer sus más grandes negocios, los del exterior, en un “paraíso fiscal”, Islas Vírgenes, en 1997, y casi nadie ha dicho algo. Y sigue adelante hoy con ese domicilio, y nadie dice nada.

Las autoridades fiscales han determinado que Piñera nunca tuvo “fideicomiso ciego” sino que mintió. Estaba al tanto de todos sus millonarios negocios y podía recibir detallada cuenta de ellos cuando era Presidente de la República. Nadie ha dicho nada, menos los grandes medios de comunicación.

En su negocio en la pesquera peruana, que pudo trabajar más mar adentro después del fallo de La Haya, que ganaron Perú y el Presidente Piñera, embarcado en la pesquera peruana, ganó el 95% en su primer año de gobierno. Y nadie dijo nada.

Hasta hoy, y a pesar del berrinche, Piñera sigue siendo socio de la pesquera peruana, beneficiada por La Haya, y nadie dice nada.

El ex Ministro de Economía del Sr. Piñera, Sr. Longueira, está acusado por la fiscalía de recibir coimas de Corpesca, y nadie dice nada.

La ex Ministra Secretaria General de Gobierno, Ena Von Baer (“está muy buena la Ena” dijo Piñera, estando ambos en el gobierno) está enjuiciada por recibir plata, como senadora, contra boletas brujas, y nadie ha dicho nada.

La Contraloría objetó gastos por 4 mil millones de pesos al Subsecretario de Deportes de Piñera, Gabriel Ruiz Tagle. El mismo individuo está acusado por colusión del papel tissue, siendo gerente de PISA. Y nadie dice nada.

Pablo Galilea, Subsecretario de Pesca de Piñera, entregó información técnica al Sr. Francisco Mujica, gerente general de Corpesca, y sobre dirigentes sindicales y límites de captura, cuando ejercía el cargo nombrado por Piñera. Ha sido enjuiciado. Y nadie dice nada.

Pablo Wagner (52 días en la cárcel) recibió pagos mensuales de Penta (coimas) mientras ejerció como Subsecretario de Minería, desde 2010 a 2014. Y nadie asocia nada. Penta es, además, propiedad de dos íntimos amigos de Piñera, por los que puso sus manos al fuego y anunció visita si caían presos. No se ha quemado y aún lo esperan.

Su socio en “Cascadas”, Ponce Leroux, dijo de él “Si Su Excelencia el Presidente de la República (Sr. Piñera) no hubiera participado en las Cascadas, no habría Caso Cascadas”

Piñera recibió permanentemente el apoyo de senadores tan probos como Orpis y Novoa, y nadie dijo nada. Y de diputados como Claudina Nogueira y Rosamel Martínez Labbé, encausado hoy por el asesinato de tres personas en 1981.

Nadie dijo nada, ni Ossandón, ni Guillier ni Insulza ni Lagos dijeron nada. Tampoco la Presidenta o los Ministros actuales. O los más altos dirigentes políticos. No es “tema de campaña”.

Ni Navarro, ni Hirch, ni Jackson, ni Boric han insistido en nada.

Las encuestas sobre probidad y transparencia de CEP, Adimark, Mori, etc... no preguntan “Cómo calificaría Ud. a un Presidente de la República que, en ejercicio de su cargo, invierte desde paraísos fiscales, en la misma época en que él mismo decía que esos paraísos se usan para no pagar impuestos u ocultar dinero mal habido”.

Nada.

Nadie pregunta nada. Nadie responde nada.

Aquí, como en la película, no ha pasado nada.

Y aquí, según las encuestas, no pasará nada. Lleva 23 por ciento.

En 1990 Chile recuperó, sin apoyo de Piñera, una democracia tutelada. Ese año, levantando en alto su espíritu democrático, Piñera puso el siguiente letrero en su oficina de Bancard: “El dinero no es todo en la vida. También están las tarjetas de crédito”. Textual.

Pasará al basurero de la historia con esa consigna presidencial.

Si este año las apuestas especuladoras de Piñera, comandadas por su núcleo de dirección desde Islas Vírgenes, tuvieran en total sólo un 1% (uno por ciento) de ganancias, el ex Presidente aumentaría su fortuna en 25 mil millones de pesos, unos 70 millones de pesos diarios.

Nadie dirá nada.

Y la comprobación: tras la Piñerada... nadie dijo nada, nadie dijo nada.

Que me perdone Carlos Pezoa Véliz, insigne poeta, periodista y ensayista chileno, muerto hace casi 110 años, autor de “Nada”, el de “tras la paletada, nadie dijo nada, nadie dijo nada”.

 

Texto aparecido en: http://www.elclarin.cl/web/opinion/politica/21303-tras-la-pinerada-nadie-dijo-nada-nadie-dijo-nada.html (Enero 22 de 2017).

 

23/01/2017 14:43 andrés monares #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris